New to site?


Login

Lost password? (X)

Already have an account?


Signup

(X)

[Capitanes de almadraba]

Capitanes de almadraba

 

 

 

 

 

 

 

 

 

CAPITANES DE ALMADRABA

La almadraba representa un modo de vida que ha hecho que confluyan en las costas barbateñas gentes de otros lugares dedicadas a este arte de pesca milenaria.

Uno de los principales personajes que merecen especial mención es el CAPITAN DE LA ALMADRABA, también llamado ARRÁEZ, que es quien dirige los trabajos de la almadraba. También hay un segundo capitán y un tercero llamado SOTA-ARRÁEZ.

Cada barco lleva un patrón y dos hombres y, a veces, un patron y un proel. Un administrador de mar cuenta el material y los atunes que se cogen diariamente, mientras tres o cuatro ayudantes del administrador cuentan los peces que cargan los barcos.

El capitán se situa en una barca y va dando órdenes a sus hombres, buena parte de los cuales se sitúan en un barco llamado secada, o secá, en lenguaje marinero. Esta embarcación de seis palos se coloca en la puerta del copo, el mojarcio, y por debajo entran al mismo los atunes que han quedado atrapados después de toparse en su migración con las raberas (la de fuera y la de tierra) y seguirlas adentrándose en la cámara de la almadraba. Después de que todos los hombres, más de medio centenar, ocupan sus respectivos lugares preparados para ir cerrando el cerco sobre los atunes.

La almadraba barbateña ha tenido algunos capitanes a lo largo de su existencia. Uno de ellos fue el protagonista de un libro llamado “Capitanes de Almadraba”, editado en 2012.

Se trata de D. José Fernández, “El Pelao”, que es un capitán onubense, con gran experiencia, y que ha trabajado en numerosas almadrabas como la de Nueva Umbría, El Loro, La Atunara, Tarifa, y por supuesto, la de Barbate. Este señor nació en Lepe, el 12 de diciembre de 1930, y en el libro narra sus experiencias laborales en esta ancestral forma de capturar los atunes rojos.

En la memoria de los almadraberos viejos Barbateños queda el recuerdo de los grandes capitanes que han pasado por aquí, como D. Bautista Pérez “La sal”, D. Jaime Pérez Martínez, y su primo D. Antonio Palacios Martínez. Éste último llego a capturar en 1949, su último año como capitán, la cantidad de 43.500 atunes, teniendo como segundo a D. José Zaragoza.

Más recientemente, hay que hacer mención a otros capitanes que han estado trabajando en las almadrabas como D. Fernándo Sánchez, capitan de la Almadraba de Barbate y D. José Acosta, capitán de la almadraba de Zahara de los Atunes.

Actualmente, el capitan que trabaja en la almadraba de Barbate es D. Jesús Miguel Muñoz, con la empresa Petaca Chico SL y el que trabaja en Zahara de los Atunes es D. Rafael Marquez, con la empresa Gadira Productos de Almadraba.

El lugar donde vivian los capitanes en temporadas de almadraba es este impresionante caserón que se encuentra muy cerca de las casas de los almadraberos y de la chanca, y que aún conserva el esplendor de tiempos pasados cuando en la chanca y la antigua lonja pesquera era un ir y venir de camiones que transportaban los atunes, de mujeres que trabajaban en el Consorcio Nacional Almadrabero o “cosio” y los empleados de las fábricas conserveras que ronqueaban y elaboraban las salazones y las conservas de atún que se exportaban a casi toda Europa.
Dicho edificio data aprox. de 1928 ya que formaba parte del Consorcio Nacional Almadrabero. Y, aunque el Consorcio quedó en deshuso hacia 1971, aún se conserva el edificio junto con las casas de los almadraberos que aún vienen a finales de Abril para trabajar en el tradicional arte de pesca de la Almadraba.